Relatos en Español  
Mostrar/OcultarMostrar/Ocultar
Mostrar/Ocultar Menú principal

Mostrar/Ocultar Alianza PequeSites

Mostrar/Ocultar Info de Usuario

Bienvenido Anónimo

Usuario
Contraseña

Lista de miembros:
Ultimo: ttf6336
Nuevos Hoy: 0
Nuevos Ayer: 0
Total: 73

Gente en línea:
Miembros: 0
Visitantes: 7
Total: 7
Donde estan todos:
 Visitantes:
01: Estadística
02: Inicio
03: Búsqueda
04: Mi Cuenta
05: Inicio
06: Estadística
07: Noticias

Administradores conectados:

No hay Administradores conectados!

Esclava Sumisa - 2ª parte - Atada › Noticias
Adultos
Ajusto las correas a sus delicadas muñecas. Una vez compruebo que estan firmes, comienzo mi exploración.

Mi dedo indice comienza a deslizarse por su espalda, suave, como si solo nos uniesen tenues descargas eléctricas... su cuerpo se tensa a avance de mano. Siento su incomodidad, no solo por la postura que la obliga a mantenerse doblada, dejando indefenso su cuerpo.

Me divierte ver como su mente se resiste y me implora a la vez. Dentro de su cabeza esta ocurriendo un milagro: el pudor se retrae poco a poco, mientras el deseo avanza implacable.

Su piel es aterciopelada en varios lugares... y ese bello que se eriza o relaja es el que me permite percibir donde y cuando a excito.

Recorro todo su cuerpo con absoluto sentido de control, mis dedos traviesos contacta donde no se espera, apra luego desaparecer y aparecer centimetros mas allá. Cuando siento que muere de deseo, me detengo. Cuando su bello se relaja, inicio de nuevo mi camino inesperadamente, comenzando por un lugar cada vez mas atrevido.

La veo retorcerse e implorar. Tras largo rato decido que ya es momento de ir un poco mas lejos... hundo mi dedo. Siento su primer espasmo y lo saco...

Vuelvo a merodear por la zona... y ahora hundo dos dedos. Su cabeza gira intentando negar, su cara es un poema...

Sabe que sera lo siguiente y pero eso no la hace estar mas preparada... hundo tres y se retuerce.

La dejo que se amolde a mis tres dedos... y entonces los saco. Siente alivio y temor... pero este dura poco entran 4 y ahora grita. Es un quejido que se apaga poco a poco. La dejo que se vuelva a amoldar... entonces vuelvo a retirarlos.

Se retuerce durante unos minutos. Tarda en relajarse. La dejo... y cuando ya parece que todo va a acabar, hundo los cinco dedos.... hasta la muñeca. Se retuerce, grita, pero de nada le sirve. Dejo toda mi mano dentro... mientras la observo llorar. Cuando siento que comienza a relajarse, giro levemente la mano y su cuerpo se tensa como si un resorte hubiese saltado.

Despues de un rato, saco la mano y la dejo relajarse. El rimel se le ha corrido por la cara. Sigue atada...

De nuevo, hundo toda la mano. Y como antes se retuerce... pero un poco menos.

Me cuesta casi toda la noche, pero al amanecer comienza a disfrutar. Se ha amoldado a mi brazo...

----------continuará ---------


Enviado por Sade el Lunes, 10 Noviembre a las 02:11:51 (5622 Lecturas) [ Administración ]

Temas Asociados

Adultos

Mostrar/Ocultar Enlaces Relacionados
 Más Acerca de Adultos

Noticia más leída sobre Adultos:
Esclava Sumisa - parte 1- Rasurada

Mostrar/Ocultar Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4
votos: 2


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Mostrar/Ocultar Opciones

Get Firefox!
The logos and trademarks used on this site are the property of their respective owners
We are not responsible for comments posted by our users, as they are the property of the poster
Interactive software released under GNU GPL, Code Credits, Privacy Policy